........................esta segunda inocencia
que da en no creer en nada.
Antonio Machado

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 31 de agosto de 2010

Y así sucesivamente


No permitáis, amigos, que el corazón se vaya:
vigiladlo de cerca, dormid poco.
Porque un día una piedra sin nombre
ocupa su lugar.
Una piedra pesada, muy pesada.
Te miras al espejo: no ves nadie;
te oyes hablar, y no eres tú el que habla.
Te hablan y no te das por aludido.
Te preguntas quién eres, y no sabes,
y ni aun aquel recuerdo te suscita
tristeza alguna,
o alegran tu mirada los geranios ni los innumerables
colores del crepúsculo, ni las muchachas nuevas.
No permitáis, amigos, que el corazón se vaya: vigiladlo de cerca,
dormid poco.
Porque es lo más valioso que tenemos,
y el más desleal amigo.

1 comentario:

  1. Claro que no lo permitiremos.
    Esun pelmazo- el corazón- y se queda ahi clavado.
    Una piedra quisiéramos muchos/as, pero es imposible que un flan enduezca tanto.
    Su piedra se volvió pomez, creo que en autodefensa, poque sensibilidad no le falta, la debe tener enome -la piedra- . Y las chicas nuevas...Desmayánose a su paso deben estar, por la irradiacon que desprende.
    Hay, que sueño, ya terminé el trabajo, me duelen las cevicales... Buenas nches....

    ResponderEliminar