........................esta segunda inocencia
que da en no creer en nada.
Antonio Machado

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 15 de agosto de 2010

A un amigo enfermo

No pudiste escaparte de tus daños
y te escapaste en alma solamente;
aquí dejaste tu cuerpo presente
desde hace ya tan demasiados años.
Te mueves entre tus libros dispares
y la honda fosa que dejó tu alma
colmas en esa tu engañosa calma
con polvorientos hechos militares.
Si pudiera escaparme yo contigo
quizá me inclinaría hacia ese lado
donde habita tu espíritu de niño.
Pero debo permanecer anclado
y procurar brindarte algún cariño,
pobre, noble, querido, roto amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario