........................esta segunda inocencia
que da en no creer en nada.
Antonio Machado

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 12 de septiembre de 2010

 Aquí cuenta su aspiración de ser objeto inerte

Pensar me asombra, gélida Leticia,
que os miréis al espejo diariamente
y él os refleje y no gima, impotente
de haceros la debida y fiel justicia:

Que la sortija de oro delicada
que calentáis en ese frágil dedo
no tiemble, y no parezca sentir miedo
de ser con vuestra mano comparada.

Ah quién fuera sortija, o fuera espejo,
para estar ante vos indiferente
y poder ante vos no sentir nada,

en lugar de ser un escritor viejo
que se os acerca temerosamente
y se estremece con una mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario